lunes, 20 de mayo de 2013

El Trece prepara Farsantes



ESPECTÁCULOS TELEVISIÓN

El Trece prepara Farsantes, la nueva ficción

18.05.13 Julio Chávez, Facundo Arana, Griselda Siciliani, Alfredo Casero y Benjamín Vicuña, forman parte del elenco explosivo de este envío.

El Trece prepara Farsantes, la nueva ficción
El Trece prepara Farsantes, la nueva ficción

 

 Farsantes, es el nuevo envío que tendrá El Trece. La locación elegida es un terreno baldío cerca de la Universidad de Lomas de Zamora, en el conurbano bonaerense. Cinco abogados vestidos de traje caminan con elegancia hacía la cámara. Frenan, posan, se ríen. Están grabando la apertura promocional para Farsantes, la tira de Pol-ka que se estrenará en junio por El Trece. Es la primera vez que graban todos juntos: Julio Chávez, Facundo Arana, Griselda Siciliani, Alfredo Casero y Benjamín Vicuña. Un elenco disímil, aunque, quizá por eso, posiblemente explosivo.
El único con anteojos de sol es Benjamín Vicuña, el resto entrecierra los ojos por la luz. Griselda Siciliani -con el pelo rojizo- camina con sensualidad, mientras Facundo Arana, por el contrario, intenta hacerlo con más naturalidad. Julio Chávez está en su salsa. Actuar de abogado turbio le sienta muy bien. Como él mismo define: "no todos los abogados son farsantes, pero los actores somos los peores farsantes de todos", le confiesa a Clarín, mientras espera las indicaciones de Daniel Barone, el director de exteriores. Más adelante, cuando graben en estudio, los dirigirá Jorge Bechara.
 
Posicionado unos pasos más adelante, Chávez parece el padre de todos. "Julio es un guía -cuenta Arana-. Es el que suele interpretar el guión, y con dos o tres palabras darte su opinión, su visión de la escena. Hasta ahora, todavía no lo he visto equivocarse".
 
"¿Hay un trago para tomar?", bromea Alfredo Casero. "¿O un agua, al menos?", dice apoyando sus dedos sobre un pequeño bigote que simula una seriedad que no parece poseer. Se despereza, levanta los brazos al cielo, y mirando para arriba grita: "Ahhh!!". Luego, al instante, vuelve a ponerse en personaje.
 
Se prende la máquina de hacer viento, y hay que repetir la toma otra vez. Caminan serios, se paran, ríen, y le vuelven a arreglar el pelo a Siciliani. "¡Es un primer plano, Marcos, ponete las pilas!", se ríe la actriz con estilista que la emprolija, mientras Barone la abraza cariñosamente.
 
"Trabajar entre todos hombres está buenísimo -dice Siciliani-, como actriz, y para el personaje, es genial. Ser la única mujer a veces resulta desafiante, porque hay que marcar mayor presencia. Pasa en la vida, y pasa en el elenco", explica Griselda.
"Dos tomas más y estamos", ordena Barone, y se dirige al motorhome para ver cómo van saliendo las escenas. 
 
A la espera, Arana y Casero hablan relajados. El entusiasmo del principio del rodaje los une. "Por lo bien que nos llevamos, pareciera que estamos al final de la tira", confirma Arana, "y recién es sólo el principio".
 
El ex Padre Coraje sostiene una cámara de filmación y graba parte del backstage. Sus compañeros se le acercan y le hacen caras a la cámara. "El equipo, los libros, todo está tan bien hecho que uno, como actor, no puede estar más contento con laburar acá", reconoce Arana. Quienes también se muestran muy conformes con el gran desafío que les espera son Chávez y Vicuña, quienes protagonizarán -por primera vez en personajes centrales de una tira argentina- una relación homosexual. Ambos empezarán teniendo sus respectivas relaciones con mujeres pero, irán descubriendo una atracción.
 
 
 
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada